An initiative of :




Wageningen University
and


Pontificia Universidad Católica de Valparaíso





Sitekeuring.NET Award

Food-Info.net> Seguridad alimentaria >Bacterias patógenas

Campylobacter jejuni

Características generales

Campylobacter jejuni es una bacteria Gram negativa con forma de bastón, delgada, curva y móvil. Es un organismo microaerofílico, lo cual significa que sólo necesita de niveles reducidos de oxígeno para sobrevivir. Es relativamente frágil y sensible a los diferentes tipos de estrés del medio ambiente (por ej. 21% de oxígeno, la deshidratación, el calentamiento, los desinfectantes, las condiciones ácidas). Debido a sus características microaerófilas, este organismo sólo requiere de 3 a 5% de oxígeno y de 2 a 10% de dióxido de carbono como condiciones óptimas de crecimiento. Actualmente, esta bacteria es reconocida como un enteropatógeno de gran importancia. Antes del año 1972, cuando se desarrollaron los métodos para su aislamiento a partir de las heces, se creía que se trataba principalmente de un patógeno animal, que causaba abortos y enteritis en las ovejas y el ganado vacuno.

C. jejuni es el principal causante de la enfermedad diarréica bacteriana en Europa, siendo inclusive el origen de un mayor número de enfermedades que la Shigella spp . y la Salmonella spp . en conjunto.

A pesar de que los individuos sanos de Estados Unidos y Europa no son portadores de C. jejuni , esta bacteria es aislada a menudo a partir del ganado vacuno, los pollos, los pájaros e inclusive las moscas libres de enfermedades. Algunas veces se encuentra también presente en las fuentes de agua no clorada tales como los arroyos o en las aguas estancadas.

Debido a que los mecanismos patogénicos de C. jejuni aún siguen siendo materia de estudio, es difícil diferenciar las cepas patogénicas de las que no lo son. Sin embargo, parece ser que la mayoría de las cepas aisladas de los pollos son patógenas.  

Síntomas de la enfermedad

El nombre de la enfermedad causada por C. jejuni es campilobacteriosis, aunque también es conocida como enteritis por Campylobacter o gastroenteritis.

La infección causada por C. jejuni produce diarrea, que puede ser acuosa o ligosa, y puede contener sangre (a menudo no notoria) y leucocitos fecales (células blancas). Otros síntomas frecuentemente presentes son fiebre, dolores abdominales, náuseas, dolor de cabeza y dolores musculares. Por lo general, la enfermedad se manifiesta a los 2-5 días después de la ingesta del alimento o agua contaminada, y dura de 7-10 días, siendo las recaídas muy poco probables (alrededor del 25% de los casos). Muchas de las infecciones se auto-inhiben y por consiguiente no es necesario tratarlas con antibióticos. No obstante, el tratamiento con eritromicina reduce el período de tiempo que los individuos infectados tardan en eliminar las bacterias en las heces.

La dosis infecciosa de C. jejuni requerida para causar la enfernedad es considerablemente pequeña. Ciertas investigaciones hechas en seres humanos sugieren que aproximadamente 400-500 bacterias pueden causar la enfermedad en algunos individuos, mientras que en otros se requiere de un número mucho mayor. Así mismo, un estudio realizado en personas ofrecidas voluntariamente, señala que la susceptibilidad del hospedero también es determinante en cierto grado de la dosis necesaria para causar la infección. Aunque los mecanismos patogénicos de C. jejuni no están completamente aclarados, se sabe que éste produce una toxina termolábil que puede causar diarrea. Adicionalmente, C. jejuni puede actuar también como un organismo invasivo.

Diagnosis

Usualmente, C. jejuni está presente en gran número en las excretas de los individuos infectados; sin embargo, su aislamiento requiere de un medio de cultivo especial conteniendo antibióticos y de una atmósfera microaerófila (5% de oxígeno). A pesar de estos requerimientos, la mayoría de los laboratorios clínicos están equipados para el aislamiento de Campylobacter spp . en caso fuese requerido.

Alimentos asociados

C. jejuni se encuentra con frecuencia en el pollo crudo. Los estudios indican que del 20 al 100% de los pollos comercializados están contaminados. Este hecho no es del todo sorprendente ya que muchos de los pollos sanos son portadores de esta bacteria en su tracto digestivo. Así mismo, la leche cruda es también una fuente de contaminación. La bacteria es transportada frecuentemente por el ganado vacuno sano y por las moscas en las granjas. Otra probable fuente de infección es el agua no clorada. Sin embargo, la bacteria es eliminada mediante una adecuada cocción del pollo, pasteurización de la leche y clorado del agua.

Prevención

La prevención total es poco probable de lograr; sin embargo, los alimentos son generalmente seguros con una cocción, calentamiento o almacenamiento apropiados. El riesgo más importante se dá por la contaminación cruzada, que ocurre cuando los productos cocidos entran en contacto con los ingredientes crudos o superficies contaminadas (por ej. las tablas para picar).

Población en riesgo

Aunque cualquier individuo puede ser infectado por C. jejuni , los niños menores de 5 años y los adultos jóvenes (15-29 años) son los grupos de mayor vulnerabilidad en comparación con otras edades.

Fuente:

The bad bug book: http://www.cfsan.fda.gov/~mow/intro.html





European Masters Degree in Food Studies - an Educational Journey


Master in Food Safety Law



Food-Info.net is an initiative of Wageningen University, The Netherlands

Flag Counter